Circe – Madeleine Miller

En su primera novela, la canción de Aquiles, Madeline Miller reescribió el asedio de Troya desde el punto de vista de Patroclo, cuya muerte fue vengada por Aquiles a través de la terrible destrucción de la ciudad y la muerte de Héctor.  Homero nunca reveló la verdadera naturaleza de la relación entre los héroes aqueos. Por el contrario, Miller la describe como una historia de amor, ternura y lealtad.

Otro aspecto destacable  en este trabajo es la sensibilidad a la hora de reflejar las desigualdades en las relaciones de poder entre hombres y mujeres.  Tomemos el caso de Tetis, una joven ninfa otorgada por los dioses al mortal Peleo. Un hombre bueno y un rey amado por los suyos. No obstante, los dioses le exigieron que la violara para “cerrar el trato”. El “mejor de los Griegos”, Aquiles, fue el resultado de este abuso. Pero este acto también generó en la ninfa un desprecio y una frialdad sin igual hacia los humanos.

La divinidad a través de los ojos de Circe

En este caso, la protagonista también es una ninfa. “Ninfas significa novias y es así como el mundo nos veía. Un interminable banquete servido en la mesa, delicioso y en constante renovación”. El relato en primera persona de Circe nos lleva a través de lo que parece ser una lista de grandes éxitos de la Antigua Grecia: Prometeo y su castigo eterno, Escilla y Caribdis, Hermes, Apolo, Atenea, Dédalo y Su hijo Ícaro, Ariadna y el Minotauro (sobrino de Circe), Jason y el vellocinio de oro y Odiseo por supuesto.

A través del recuento de su vida, Circe nos da su visión de los grandes héroes. Descubrimos que Jason es bello y fuerte pero que “solo se preocupa por los detalles de su propia leyenda”, que Hermes es un buen amante, siempre y cuando una no cometa el error de ser aburrido, que Ulises es un abogado y un poeta y un charlatán al mismo tiempo”.

En la versión que Miller nos ofrece de la mitología, los dioses son representados como vanidosos y con una marcada tendencia a la venganza. “Habiendo nacido tan perfectos, solo se hicieron famosos probando el daño que podían infligir”: Destruyendo ciudades, comenzando guerras, criando plagas y monstruos.

Pero la novela no se queda en un mero recuento de hechos sobrenaturales sino que se adentra en terrenos muchos más escabrosos. La vida emocional de una mujer, por caso, incluso siendo una de origen divino. Esta autora no es la primera en identificar el potencial que tiene Circe a la hora de escribir desde el punto de vista de género. A través de los siglos, la ninfa ha representado un amplio rango de papeles, los cuales van desde parábolas contra el exceso de alcohol hasta la corporeización misma del acto de la castración.

Una reescritura «feminista»

La versión que Miller hace de Circe es una en la que nada se deja de lado en lo que respecta a género. Desde que, siendo pequeña, Circe se da cuenta que es despreciada por su torpeza hasta la actitud de rebeldía que demuestra ante su familia por considerarla insignificante (después de todo es solo una ninfa); Sus accesos de rabia contra sí misma hasta sus alegrías al descubrir los placeres de la independencia y la soledad; Finalmente, el desafío que supone tanto encontrar una vocación como ser madre soltera (aquí descubrimos que las diosas también pueden quedarse sin pañales). Cada uno de los pasajes de la obra comprende niveles más profundos de análisis sobre los retos que enfrenta una mujer.

Aunque muchos críticos consideran la prosa de Miller excesivamente florida y sus tramas demasiada simples, la historia alcanza una verdadera fuerza narrativa. Especialmente al utilizar un registro ágil que conecta de manera eficaz al ser humano con el mito. En un punto, la mente de Odiseo es descrita como “el interior de una concha en espiral. Un lugar que nunca puede llegar a verse detrás de la curva”. En definitiva, Miller toma los elementos habituales de construcción de personajes y les da un más que agradable toque personal.

Originalmente publicado en «The Guardian» por Aida Edemariam y traducido al español por Cecé Pastrana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.