Las inquietudes de Shanti Andía – Pío Baroja (1911)

Descubrir a Baroja es como volver a enamorarse. Es descubrir lo más profundo en lo más simple. Es esta brillante novela de aventuras de un marino y es también un estudio sobre lo insondable del espíritu humano.

Y para insondable, el mar, tan protagonista como el inquieto Shanti. El mar, como fuerza vital y como último refugio del ser humano. El mar, que llama desde la primera juventud y que luego se transforma en parte íntima del personaje, o incluso del propio Baroja, cuya fascinación con las aguas atraviesa todo el relato, «queremos comprender al mar, y no le comprendemos; queremos hallarle una razón y no se la hallamos», nos revela desde las primeras páginas.

Desde las aventuras de su adolescencia en su patria chica de Lúzaro, un pequeño pueblo costero del País vasco, hasta sus interminables viajes alrededor del mundo y, sobre todo, el fantástico relato de las andanzas de su tío, Francisco de Aguirre, a bordo de un barco negrero, el relato no tiene desperdicio.

Intercalada entre sus andanzas, Baroja va deslizando su visión del mundo, un tanto amarga pero llena de sabiduría. Sobresale la nostalgia con la que mira al pasado, a una época anterior a aquella (y más aún a esta) donde el mar era más desconocido, los viajes más intensos y peligrosos y todos estos ingredientes le daban a la vida un sabor más delicioso. En esta recuperación y revaloración del pasado no podían faltar las leyendas como la de la Egan-Suguia, la serpiente con alas que bebe la sangre de los niños y que vive en una cueva bajo un acantilado y que me recordó ese otro gran cuento de Baroja, «La sima«.

Romanticismo puro y duro, claro, pero de la pluma de Pío todo sabe un poco mejor. El libro completo está disponible para descarga desde el proyecto Gutemberg, haz clik aquí.

Te recomiendo esta novela si:

  • Buscas una novela de aventuras de esas que no puedes dejar de leer. Lo que en un principio parece un mero relato costumbrista, con el correr de las páginas se va convirtiendo en un trepidante relato con piratas, combates en alta mar, peleas por el amor de una mujer y hasta tesoros escondidos.
  • Prefieres una lectura «simple». A menudo se ha catalogada la prosa de Baroja como «pobre», debido a su estilo alejado de las vuelos poeticos que muchos autores utilizan para embellecer algo que no tiene fondo. La sencillez de Baroja es transparente y sus ideas, claras y precisas, poseen una sabiduría que abruma.

Deja una respuesta